Contacto: info@centralocular.com - 913 100 142
recepcion.almagro@centralocular.com
 

Cómo deben cuidar los ojos los diabéticos

Home » diabetes » Cómo deben cuidar los ojos los diabéticos

La retina es la capa más interna del globo ocular. Su misión es transformar la luz que recibe, en un impulso nervioso que viaja hasta el cerebro a través del nervio óptico, y se convierte en las imágenes que percibimos. La diabetes mellitus puede causar daño a los pequeños vasos sanguíneos de la retina. Esta afección se denomina retinopatía diabética (RD). La diabetes también aumenta el riesgo de padecer glaucoma, cataratas y otros problemas oculares.

El daño en fases iniciales e intermedias no suele causar síntomas, por lo cual es importante hacer revisiones rutinarias en su oftalmólogo y así detectar problemas oportunamente. Es posible que su oftalmólogo le pida que le visite con una frecuencia mayor o menor a una vez al año, esto depende de los resultados de su examen ocular y de qué tan bien controlados están sus niveles de azúcar en sangre.

 

¿Qué causa la retinopatía diabética?

Cuando los niveles de azúcar en sangre aumentan en su cuerpo, los pequeños vasos sanguíneos que suministran sangre y nutrientes a la retina comienzan a dañarse, se inflaman y pueden adelgazar y perder líquido. A veces, también se forman nuevos vasos sanguíneos dentro de la retina, que son más débiles y más susceptibles a fugas de sangre y líquido. Esto puede provocar una visión borrosa inicialmente y, si la retinopatía continúa empeorando, pueden producirse hemorragias, inflamación y pérdida de visión.

 

Prevención de la retinopatía diabética:

La prevención es el mejor plan de acción para los pacientes con diabetes. Todos sus esfuerzos se centrarán en un punto clave: controlar los niveles de azúcar en sangre. Estos son algunos de los consejos más simples pero efectivos para prevenir la retinopatía diabética :

1:         Estilo de vida y dieta saludables: su dieta juega un papel fundamental en el control de la diabetes y el mantenimiento de una salud ocular óptima.

2:         Tener un índice de masa corporal (IMC) ideal: Es importante situarse dentro del rango de IMC adecuado para usted.

3:         Mantener una dieta baja en grasa, azúcares y sal: Disminuir el consumo de este tipo de alimentos nos ayuda a controlar mejor la diabetes.

4:         Entrenamiento físico regular: Realizar un entrenamiento regular que implique al menos 150 minutos de actividad física moderadamente intensa cada semana.

5:         Dejar de fumar: contribuye al desarrollo de enfermedades oculares graves.

6:         Moderar el consumo de alcohol, ya que es uno de los responsables del mal control de la diabetes.

7:        Monitorizar los niveles de azúcar en sangre: Se pueden controlar los niveles de azúcar en sangre utilizando diferentes métodos. Una forma de hacerlo en casa es mediante un medidor de glucosa, que analiza su muestra de sangre y notifica los niveles en un momento determinado. Otra forma es la determinación de la hemoglobina glicosilada, la cual es una prueba de laboratorio utilizada para saber si el control sobre la enfermedad ha sido bueno durante los últimos tres meses.

8:         Controlar la presión arterial en niveles óptimos.

9:         Controlar sus niveles de colesterol.

10:        Exámenes de detección regulares: si padece diabetes o no, es importante realizar un examen oftalmológico anual, ya que es una de las formas más efectivas de detectar de forma temprana cualquier enfermedad subyacente.

 

Detección temprana y síntomas de la retinopatía diabética

La detección temprana de cualquier problema con su visión mejora sus probabilidades de luchar contra él; ya sea la retinopatía diabética o cualquier otro problema que ponga en peligro su visión, como la degeneración macular asociada a la edad, el glaucoma o las cataratas.

 

Consulte a su oftalmólogo si observa alguno de los siguientes síntomas:

  • Visión borrosa o dificultad para enfocar
  • Pérdida súbita o progresiva de la visión
  • Visión doble
  • Visión de manchas flotantes, también llamadas “moscas volantes”
  • Disminución de su campo de visión

¿Qué hacer si ya ha sido diagnosticado de retinopatía diabética?

Lo mejor en este caso es consultar con un oftalmólogo especializado en retina, realizar un fondo de ojo con dilatación de las pupilas y una tomografía de coherencia óptica, la cual es una prueba inocua y no invasiva que permite conocer con más detalle el estado de la retina.

En Central Ocular disponemos de oftalmólogos capacitados para diagnosticar y tratar la retinopatía diabética, así como un dispositivo para realizar una tomografía de coherencia óptica y  descartar así una posible inflamación de la retina que disminuya su visión.

Posted on