Tel: Madrid 913100142 Tres Cantos 918030223
recepcion.almagro@centralocular.com
 

Cómo leer sin que se canse tu vista

Home » Presbicia » Cómo leer sin que se canse tu vista
presbicia

El periodo de cuarentena impuesto por el gobierno para luchar de forma efectiva contra el #coronavirus va a recluir a todos los habitantes de España en sus casa. Muchas de estas personas van a aprovechar estos días para ponerse al día con los libros atrasados en la mesilla de noche. Una forma para intentar hacer que pasen los días más rápidos.

Para que la experiencia de lectura sea correcta conviene que lo hagamos siempre siguiendo una serie de pautas que harán que disfrutemos de esta actividad, sin que ocasione ningún perjuicio a nuestra vista. Precisamente hoy queremos daros una serie de consejos para que podáis leer tanto cuanto os sea posible. ¿Listos para empezar el primer capítulo?

La importancia de la luz

La luz es uno elemento clave a la hora de leer. Si no contamos con una luz suficiente podemos forzar nuestra vista para poder leer el texto, lo que puede ocasionar problemas en el largo plazo, además de molestias en el corto.

La mejor de las luces es la luz del día. Si tienes la suerte de vivir en una casa con jardín/patio o una terraza, no dudes en sacarte una silla. Pasar un tiempo al aire libre es indispensable para un correcto desarrollo de nuestros ojos, así que si tienes esa posibilidad no dudes en hacerlo acompañado de tus hijos.

Si no tienes esa posibilidad, en la medida de los posible, haz tu rincón de lectura al lado de una ventana para que puedas leer cómoda y correctamente. Con la llegada del atardecer necesitarás recurrir a luces artificiales. Es importante que esta luz que coloques venga desde arriba y no provoque reflejos molestos. Si puedes regular su intensidad mejor. De esa forma no solo evitarás luces fuertes que pueden dañar nuestros ojos, sino que podrás hacer un uso responsable de energía.

Guarda tus distancias… también a la hora de leer

Una de los consejos que más estamos oyendo para luchar contra el coronavirus es la distancia entre personas. La distancia con nuestro libro también es importante. Cuando tenemos una buena vista no necesitaremos acercar ni alejar el texto al cual nos estamos enfrentando para poder leerlo correctamente. Si es tu caso, posiblemente debas acudir a tu oftalmólogo para ver si hay algún problema en tu visión.

Normalmente el libro debe situarse a una distancia aproximada de 35-40 centímetros. Es decir, la distancia que suele mediar entre nuestros ojos y nuestros brazos dobles en ángulo recto, que es como se leer normalmente. Es cierto que, a veces, leemos tumbados y esta distancia puede variar. Pero la mejor lectura es la que realizamos sentados.

También debemos guardar una distancia correcta entre nuestros parpadeos. El acto de parpadear es muy importante para mantener nuestros ojos debidamente hidratados. Al ser una acto que realizamos de forma inconsciente posiblemente no seas muy consciente de cuántas veces parpadeas por minutos. Se considera que normalmente debemos parpadear unas 15 veces por minuto, es decir, una vez cada cuatro segundos.

Libro, libro electrónico o tablet: ¿Qué es mejor?

Hoy en día contamos con una gran variedad de formas a la hora de elegir dónde leer nuestras historias favoritas. Pero ¿hay alguna de ellas que sea mejor para nuestra vista?

El libro ha estado presente en nuestras vidas desde hace mucho tiempo y es un medio ideal para leer, siempre y cuando el tamaño de la fuente del texto no sea tan pequeña que nos haga forzar la vista.

El libro electrónico también es muy buena opción para nuestra lectura. Por doble motivo: el primero de ellos es porque usa tinta electrónica, haciendo que la experiencia de lectura sea idéntica a la que tenemos cuando leemos un libro. Además, no emite ninguna luz. Por lo que no supone el mismo cansancio para nuestros ojos que cuando leemos en una pantalla de ordenador, tablet o teléfono móvil. La ventaja extra del libro electrónico es que podremos ajustar el tamaño de la fuente y, aunque nos estemos leyendo un buen tocho, el peso seguirá siendo igual que si tuviera solo 20 páginas.

¿Se cansa tu vista al leer? Puede que tengas presbicia

A medida que vamos cumpliendo años cada vez nos cuesta más leer. El problema más común es la presbicia o vista cansada. Este trastorno impide al usuario enfocar correctamente con el cristalino. El cristalino funciona de una forma similar a una cámara fotográfica. Con los años el músculo Ciliar del cristalino va perdiendo flexibilidad, lo cual genera problemas de vista de cerca.

Si tienes este problema te aconsejamos que acudas a tu oftalmólogo para ver cuáles son las diferentes opciones de tratamiento que tienes a tu disposición. Esto conseguirá que puedas disfrutar de nuevo de uno de los grandes placeres de la vida: la lectura.

Posted on