Tel: Madrid 913100142 Tres Cantos 918030223
recepcion.almagro@centralocular.com
 

La presión intraocular alta puede conducir a la ceguera – 65ymás.com

Home » Prensa » La presión intraocular alta puede conducir a la ceguera – 65ymás.com

Articulo publicado originalmente en 65ymás.com

Si esta presión es elevada supone el principal factor de riesgo para el desarrollo del glaucoma

Nuestro ojo es un «globo» que está lleno de líquido y este líquido está a una presión adecuada para el correcto funcionamiento de la visión. Ahora bien, la presión intraocular es la que generan los líquidos que hay dentro del ojo y que lo mantienen distendido. Es importante porque debe de estar a unos niveles adecuados para que no haya daños dentro del nervio óptico. Se considera «normal» la presión ocular que va desde los 10 a los 21 mm de mercurio.

Este nervio óptico es el que transmite la información que recibimos al cerebro. Por lo tanto, si una persona tiene la presión ocular alta y, además, tiene daños en el nervio óptico; es cuando hablamos de glaucoma (pérdida del campo visual de forma irreversible). Si, en el mejor de los casos, solo tenemos la presión alta pero no está dañado nuestro nervio óptico, tendríamos hipertensión intraocular.

¿Cómo se mide la presión del ojo?

Para resolver todas las dudas respecto a la presión ocular hemos entrevistado al Director Médico de Central Ocular, David Antolín, quien nos ha contado qué procedimiento se lleva a cabo para saber el estado de nuestra presión.

«Hay varias maneras de mediar la presión intraocular. La más fiable es la que se realiza mediante el tonómetro de Goldman. Se utiliza una gota de anestesia y coloca el tonómetro sobre la superficie del ojo, permitiendo medir la presión intraocular». Uno de los requisitos de esta prueba es que solo puede realizarse en la consulta de un oftalmólogo.

¿Presenta síntomas?

Antolín lo tiene claro: «No existe ninguna forma por la que un paciente pueda detectar en casa que tiene alta la presión intraocular ya que no provoca ningún síntoma: no pica, no duele, no produce visión borrosa, no se ve peor por los lados, etc.«. Por eso, el principal consejo es acudir de forma periódico al oftalmólogo.

Cuáles son sus consecuencias

A largo plazo, sería la ceguera. Pero, el paciente poco a poco notará como acciones tan simples como encontrar una lata de conservas en un supermercado pasa a costarle más.

Aunque, eso sí, el doctor explica que esta progresión es lenta. «Hay una afectación visual progresiva, que durante mucho tiempo es totalmente imperceptible y solamente cuando es muy grave se empieza una alteración visual en forma de visión borrosa«.

Cómo puedo evitarla

La mejor forma de evitarla es la prevención porque, en palabras de David: «No existe ninguna medida, a parte de las medidas de salud en general (tener una dieta equilibrada, no fumar, realizar actividad física), que puedan evitar tener la hipertensión».

No existe ningún tipo de tratamiento de medicina tradicional, natural o dieta que la prevenga. Además, es fundamental saber esto, porque «un paciente puede pensar que haciendo determinada dieta o tomando determinado suplemento nutricional tiene controlada su presión intraocular y que poco a poco una persona se esté quedando ciega (la presión intraocular ya hemos dicho que no da síntomas», explica.

Posted on