Los ojos de los niños sufren más con el sol, elige la mejor protección

Home » cataratas » Los ojos de los niños sufren más con el sol, elige la mejor protección

Nuestros ojos, al igual que nuestra piel, también necesitan de una buena protección frente al sol, ya que la radiación ultravioleta puede afectar a la retina, favoreciendo así junto a otros factores la aparición de degeneración macular. También puede verse dañada la córnea cuando la exposición es prolongada, causando queratopatías superficiales y daños como la fotoqueratitis o quemadura de la córnea, que cursa con síntomas como el lagrimeo abundante, la sensación de tener arenilla en los ojos y un dolor pronunciado.

Además, se pueden presentar daños en la conjuntiva (sequedad ocular y aparición de pterigium), cáncer de piel en párpados, mayor riesgo de padecer melanomas oculares e incrementarse el riesgo de cataratas. “Por ello, es imprescindible proteger estos delicados órganos desde que somos muy pequeños y siempre con las gafas de sol adecuadas, que se pueden emplear a partir de los seis meses”, señala la Dra. María Capote, oftalmóloga responsable de la Unidad de Retina y Vítreo de Central Ocular.

La experta incide en los ojos infantiles porque hasta los 12 años su cristalino es prácticamente transparente, lo que le lleva a absorber toda la radiación incrementándose el riesgo de lesiones, pudiendo provocar daños para toda la vida. Sin embargo, muchas veces vemos a los niños disfrutado de la playa sin llevar puestas unas gafas de sol y un gorro, sin tener en cuenta que en la infancia “somos tres veces más sensibles a la radiación solar que en la edad adulta”, indica la oftalmóloga.

Las gafas adecuadas

Tan importante como llevar gafas de sol es elegir las adecuadas. Y por supuesto jamás comprarlas en establecimientos donde no tengamos la garantía de que los cristales cumplen la normativa CE –el estándar mínimo de garantía– y lleven indicado el número de filtro que poseen, que va del 0 al 4. Lo mejor, siempre, acudir a una óptica.

“Pero no solamente es importante el filtro, también lo es elegir el tamaño, para que protejan bien ojos y párpados, y el color adecuado del cristal, eso sí, sabiendo que un cristal oscuro no protegerá mejor si no lleva el filtro adecuado, de hecho de no llevarlo será perjudicial porque dejará pasar los rayos UVA y UVB a una pupila más dilatada, ya que así reacciona la pupila frente a la oscuridad”, afirma la Dra. Capote.

Los filtros del 2 al 4, con lentes que van de las medianamente coloreadas a las muy oscuras, serán la mejor opción para disfrutar de actividades al aire libre. Mientras que los filtros 1 y 2 con lentes más claras se reservan a esos días de cielos cubiertos o luminosidad ligera en ciudad. Lo mejor para los días de verano en playa o montaña: cristales marrones con lentes oscuras y filtros 3 ó 4, que absorben entre el 82 y el 96% de las radiaciones.

“En el caso de los niños, además de cristales que bloqueen el 100% de los UVA/UVB y que sean preferentemente de cristal orgánico o policarbonato, menos fáciles de romper, también daremos importancia a las monturas adaptables de materiales ligeros, muy flexibles y suaves para que no les molesten, ya que debemos evitar que se las quieran quitar”, aconseja la experta de Central Ocular, y agrega: “Los sombreros de ala ancha y las viseras generalmente son suficientes para una

exposición moderada, pero en exposiciones largas y sobretodo en épocas del año con mucho sol, o también en nieve o agua que refleja más la luz, deben combinarse con gafas de sol adecuadas. Siendo obligatorio el uso en pacientes con alteraciones oculares o patologías como el albinismo o pieles y ojos muy claros”.

Otras medidas a tener en cuenta

El uso de las gafas no es la única medida a tener en cuenta. La Organización Mundial de la Salud también advierte de la necesidad de evitar y tener especial cuidado con la exposición solar en las horas centrales del día (de las 12 de la mañana a las 16 horas). Los bebés deben estar siempre a la sombra, aunque tampoco en la sombra se está protegido totalmente contra la radiación solar.

Y siempre ante la duda, lo mejor es dejarse guiar por los expertos, y a que será el mejor modo de elegir las gafas perfectas para la actividad que vayamos a desarrollar.

Posted on