Contacto: info@centralocular.com - 913 100 142
recepcion.almagro@centralocular.com
 

Me operé de LASIK y veo mal, ¿puedo estar teniendo una catarata?

Home » cataratas » Me operé de LASIK y veo mal, ¿puedo estar teniendo una catarata?

La cirugía LASIK es una de las técnicas de cirugía refractiva más comunes entre los pacientes que desean mejorar su calidad visual y de vida sin depender del uso de gafas o LC.

Sin embargo, son muchos los pacientes que se preguntan si gracias a esta operación conseguirán evitar desarrollar otros defectos comunes de la visión, como es la aparición de cataratas.

Hoy queremos hablarte un poco más de esta técnica interesante, cuándo es conveniente utilizarla y cuál es su posible impacto en la aparición de una catarata.

 

En qué consiste la cirugía LASIK

La cirugía LASIK consiste en realizar un moldeamiento corneal a través de láser, haciendo que la luz que entra al ojo sea enfocada adecuadamente en la retina. Esta intervención permite al paciente obtener una imagen nítida y clara sin necesidad de ningún tipo de suplemento en forma de gafa o lente de contacto.

Una vez operados de LASIK se consigue una mejoría considerable en su calidad de visión y de vida. En concreto se consiguen corregir defectos refractivos como la miopía, la hipermetropía o el astigmatismo.

Cuándo es conveniente aplicar la cirugía LASIK

La cirugía LASIK no es una técnica apta para todos los pacientes. Los pacientes que desean este tipo de cirugía son sometidos a un estudio preoperatorio donde evaluamos diferentes requisitos para valorar si son aptos o no para la cirugía .

Conviene destacar que el LASIK no es sustitutivo de los controles anuales en consulta. Los riesgos patológicos siguen siendo los mismos que los que se presentaban anteriormente.

¿Evita la cirugía LASIK evita la aparición de cataratas?

Al igual que otro tipo de patologías oculares, el hecho de haber realizado una cirugía LASIK no impide la aparición de cataratas.

Las cataratas son la opacidad del cristalino, lente natural del ojo que se encuentra detrás del iris y la pupila. A partir de los 40 años aproximadamente las proteínas del cristalino comienzan a desintegrarse generando visión nublada y borrosa.

Por tanto cualquier paciente, operado o no de LASIK, presentará la aparición de cataratas ya que anatómicamente el cristalino es independiente de la córnea.

El desarrollo de la catarata y sus síntomas serán progresivos y requieren de un seguimiento oftalmológico constante.

Conviene destacar que haberse sometido a una cirugía LASIK no impedirá la cirugía de cataratas cuando su doctor o doctora lo considere necesario.

Posted on